Matemáticas para Bachillerato y Carreras de Ciencias
Blog » Historia, Ciencia, Matemáticas » El efecto mariposa

El efecto mariposa

martes, 22 de enero de 2013

Si agita hoy, con su aleteo, el aire de Pekín, una mariposa puede modificar los sistemas climáticos de Nueva York el mes que viene

Hacia 1960, el meteorólogo Edward Lorenz estudiaba el comportamiento de la atmósfera, tratando de encontrar un modelo matemático, un conjunto de ecuaciones, que permitiera predecir a partir de variables sencillas, mediante simulaciones de ordenador, el comportamiento de grandes masas de aire, que permitiera hacer predicciones climatológicas. Lorenz recibió una gran sorpresa cuando observó que pequeñas diferencias en los datos de partida (algo aparentemente tan simple como utilizar 3 ó 6 decimales) llevaban a grandes diferencias en las predicciones del modelo, de tal manera que cualquier pequeña perturbación o error en las condiciones iniciales del sistema, podía tener una gran influencia sobre el resultado final. Así se hacía muy difícil hacer predicciones climatológicas a largo plazo. Al extremo que sugirió la hipótesis de que se podría incurrir en una predicción totalmente errónea por no haber tenido en cuenta el aleteo de una mariposa en el otro lado del planeta. Ese simple aleteo podría inducir perturbaciones en el sistema que llevaran a la predicción de una tormenta.De aquí surgió el nombre de «efecto mariposa». J. Gleick escribió «si agita hoy, con su aleteo, el aire de Pekín, una mariposa puede modificar los sistemas climáticos de Nueva York el mes que viene». Lo cierto es que en un sistema complejo, la amplificación de errores puede alcanzar proporciones verdaderamente enormes.

El efecto mariposa visto con humor en un estupendo cortometraje de Dan Sumich